7 julio, 2015

Suma y resta

         El colegio se había quedado vacío. Era tarde y la fiesta de graduación de los alumnos de cuarto había estado llena de emociones y de momentos para el recuerdo de los padres y alumnos que ese año dejaban el colegio. Quedaban dos de los tutores y Rosa la profesora de Matemáticas. Quería ayudar a recoger todo aquello pero tenía que ir desde Guadarrama a Villalba donde tenía los ensayos de la actuación que ese sábado daban en un congreso de Bachata.