26 mayo, 2015

Todo muy rico y muy bien servido

(Relato homenaje a “La hora de Alfred Hitckoch y a “Que he hecho yo  para merecer esto de Pedro Almodóvar”)          José de la Paz había nacido en el barrio de Lavapiés.  Hijo de un humilde obrero que había perdido las ganas de soñar después de sufrir los rigores de la postguerra. Su infancia transcurrió aprendiendo mil tretas para poder sobrevivir sin que nadie le pusiese una mano encima. Golfo de buen corazón no hizo daño nunca a nadie pero aprendió rápido como sobrevivir jugando las cartas que la vida te da.